jueves, 15 de diciembre de 2011

* Domesticada *

Hace unos días decidí que era buen momento de releer "El Principito", y he de admitir que fue una de las mejores decisiones de la semana...

Y es que entre todo lo que encierra tan pequeño libro, adoré la explicación del audaz zorro: "si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo."
Y, ¿no es acaso cierto eso?... ¡Claro que lo es!
A lo largo de nuestra vida convivimos con cientos de personas (algunos dirán que con miles), sin embargo no atesoramos recuerdos de cada una de ellas, algunas veces hasta llegamos a olvidar que las conocimos. Mientras que hay personas que dejan cierta huella en nuestra vida, que nos resulta difícil de quitar.

Como todos sabemos, el principito se encuentra con que ha "domesticado" al autor del libro y cuando es momento de partir, éste no concibe la idea de alejarse del pequeño principito, quien comprendiendo tal situación decide consolarlo con la siguiente idea: "Cuando te hayas consolado (siempre se consuela uno) estarás contento de haberme conocido, serás mi amigo y tendrás ganas de reír conmigo. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo. Tú les explicarás: "Las estrellas me hacen reír siempre"... Porque cada una de esas estrellas te harán recordar mi risa."

Tomando como base tan grandiosa idea, me he atrevido a dedicar las siguientes líneas esperando poder recordar cómo se supone que deba recordar:


"Me dejé domesticar, lo admito. No sé cuando comenzó, pero es cierto, me dejé domesticar y eso me gustó.

Me atrajo cantidad de problemas, que necia y absurdamente no cambiaría al día de hoy. Aún cuando esta decisión, me saque las canas verdes de a montón.

No me gustaba pasar frente a tal edificio, pues me acordaba a ti;
Ahora cada vez que pase sonreiré recordando la vez en que allí te recogí.

Dejé de frecuentar los lugares que muchas veces nos sirvieron de escenario, pues cada uno de ellos me daba melancolía;
Ahora decido volver, recordar las risas, los buenos momentos, vivir el presente y terminar la noche sin ninguna agonía.

Y es, que al final del día prefiero imitar el consejo del principito; si cada lugar, cada frase, cada chiste, cada idea, cada olor, cada situación me recuerda a ti, prefiero que sea para recordar con alegría y hasta cierta pizca de nostalgia, que con tristeza disfrazada de una absurda negación."



Y es así como despido este período: con una nueva actitud, con una nueva forma de recordar, con una nueva forma de olvidar, ó como termina el autor del principito: una nueva forma de esperar.


"Cuando uno está verdaderamente triste, le gusta ver las puestas del sol" (El Principito)

No hay comentarios:

Blogs favoritos

  • Sam Shepard es un artista que apareció en todos lados como un actor de papeles secundarios. Un equis, el relleno de los filmes, dando volumen y consisten...
  • *Inilah Cara mudah mendatangkan traffic website atau blog dengan cepat 2017* yang bisa anda gunakan sekarang juga dan saya berani menjamin cara ini sanga...
  • Tan solo una palabra, que nos puede cambiar la vida, la historia, el contexto, el texto, el pretexto, una palabra, que sale de los labios, de los dedos, ...
  • Cuando recuerdo cuanto me temblaban las piernas ante tus inmensos ojos verdes. Y el silencio que me provocaba tu presencia, al no poder decir más que es...